El desempleo no es otra cosa que la falta de empleo en una persona, lo que a su vez se transforma a la falta de un salario.

Esta situación la padece un gran porcentaje de personas a nivel mundial y en su mayoría se debe a temas relacionas con las políticas económicas de sus países.

Considerar a una persona como desempleada, es necesario que dicha persona haya manifestado sus ganas de trabajar y que esté de acuerdo con las condiciones económicas mínimas que establezca el gobierno para el pago de salarios.

Aunque generalmente el desempleo se asocia con fallidas políticas económicas e inflación, también existe lo que estudiosos de la materia han catalogado como desempleo tecnológico.

Este tipo de desempleo se origina cuando existen cambios de tipo tecnológico.

Es decir, cuando por ejemplo, en una fábrica se sustituye a los trabajadores por maquinas que pueden hacer el mismo trabajo de una persona de manera más eficiente y en menor tiempo.

¿Cómo se miden los niveles existentes de desempleo?

Conocer datos sobre el desempleo en un país debería ser sencillo. Solo basta con investigar las cifras de los indicadores económicos del país en cuestión.

Con esta información se podrán conocer los datos oficiales, es decir los datos arrojados por los gobiernos, que casi siempre suelen arrojar cifras reales, aunque en otros casos se dibujan o maquillan cifras y se generan dudas.

Cuando esto ocurre, se puede recurrir al método de las encuestas de población activa y consiste en pequeñas entrevistas a un grupo de personas en edad laboral a las cuales se les consulta sobre historial laboral y situación actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *