En el área de la macroeconomía, se le conoce como economía sumergida a las actividades de carácter económico que se realizan en un país de manera informal.

Este conjunto de actividades están fuera del control del Estado y por ende resulta complejo poder incluirlas en los informes estadísticos de carácter oficial.

La economía sumergida resulta en la suma de actividades económicas informales y actividades económicas ilegales.

Sin embargo, pueden entenderse que ambos tipos de economía son una sola, aunque existen aspectos básicos que las diferencias.

Las actividades económicas informales son aquellas que funcionan bajo aspectos legales pero con bajo perfil, con el único objetivo de lograr una evasión fiscal.

Entre tanto, las actividades económicas ilegales como su nombre lo indica, son transacciones de naturaleza ilegal, generalmente provenientes del crimen organizado, tráfico de drogas, prostitución y terrorismo.

Estas actividades económicas generan grandes cantidades de dinero “sucio”, el cual posteriormente es “lavado” a través de empresas totalmente enmarcadas en las legislaciones.

Economía sumergida y su relación con el PIB

El producto interno bruto (PIB) es el cálculo de las riquezas de un país durante un periodo de tiempo. Este cálculo también incluye la actividad que registre la economía sumergida.

Todas las actividades económicas sin importar su naturaleza son tomadas en cuenta para el cálculo del PIB. La actividad de la economía sumergida se convierte en la renta nacional.

Las autoridades encargadas de llevar las estadísticas pueden realizar el análisis que identifique la importancia que puede tener algún aspecto en particular de la economía sumergida para la estimación del PIB y a raíz de ello tomar decisiones pertinentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *